fbpx

A veces los pequeños detalles marcan la diferencia, o en este caso, los pequeños errores. En este artículo veremos varios motivos por los que muchas personas pueden que no acaben de conseguir su objetivo de perder grasa.


Aunque primero, si todavía no sabes las bases para realmente perder grasa de forma efectiva, échale un ojo a este artículo en el que lo explico paso a paso.

CALORÍAS ''INVISIBLES''

Con ‘calorías invisibles’ nos referimos a esas calorías que, como no vemos a simple vista, nos da la sensación de que no existen. Por ejemplo, con el aceite de oliva solemos usar cantidades generosas en las comidas como las ensaladas. Esas calorías no se ven a simple vista, es como si no existieran. Sin embargo podemos fácilmente estar añadiendo 200 kcal o más en forma simplemente de aceite de oliva. Ese ‘chorrito’ de aceite de oliva puede ser muy subjetivo y puede contener bastante más que un simple ‘chorrito’. Las salsas, aderezos, aliños y demás pueden añadir bastantes calorías extras a la comida sin que te des cuenta.


También suele pasar bastante cuando combinamos alimentos pequeños con otros bastante más grandes. Por ejemplo, si añadimos pasas o nueces a la ensalada, estas parecen muy pequeñas si las comparamos por ejemplo con los otros alimentos que suelen bastante más grandes, lo que hace que de forma inconsciente no solamos tener en cuenta las calorías de esos alimentos.


Si sumamos todas esas pequeñas acciones podemos ver bastantes diferencias entre las calorías que pensamos que ingerimos y entre las que realmente ingerimos.

NO DESCANSAR BIEN

Dormir y descansar adecuadamente es uno de los hábitos más importantes a la hora de perder peso, ya que la ausencia de un sueño de calidad, puede dificultar enormemente el proceso. La falta de sueño eleva hormonas como el cortisol y la ghrelina a la vez que reduce hormonas como la leptina y la testosterona.


Todo ello crea un entorno perfecto para tener más hambre, menos autocontrol y menos actividad física al aumentar también la fatiga. En este artículo te doy bastante recomendaciones para poder mejorar tu descanso. Échale un ojo 😉

CONSUMIR POCA PROTEÍNA

La proteína es nuestra mejor amiga a la hora de perder grasa. La proteína es el macronutriente que más nos puede ayudar durante todo este proceso por varios motivos:

Si quieres aprender la cantidad de proteína recomendable para perder grasa al igual que los otros macronutrientes, en este artículo te lo explico todo mejor.

CHEAT MEAL DEMASIADO GRANDE

Suele ser un clásico el llevar la ‘dieta’ bastante bien hasta el Viernes, y a partir de ahí relajarse por completo el fin de semana o un día a la semana pensando que las calorías que se consumen el Sábado por la tarde no son las mismas que las del Miércoles.


La realidad es que la pérdida de grasa no consta de un déficit energético diario, sino de tener el déficit adecuado durante el tiempo adecuado. Me explico, nuestro cuerpo no tiene un reloj que se reinicie cuando ha acabado el día y sólo tenga en cuenta el déficit de ese mismo día. Por ejemplo, el hacer 5 días a la semana de déficit y los otros 2 restantes no, no implica que en el cómputo global de la semana esté en déficit calórico por el mero hecho de haber estado 5 días de 7.


Para verlo más claramente, vamos a poner el ejemplo de una persona cuyas calorías de mantenimiento diarias son 2.800 kcal, lo que haría una suma semanal de 19.600 kcal. Para perder grasa, esta persona consume 2.500 kcal de Lunes a Viernes. El fin de semana quiere relajarse y acaba consumiendo 4.000 kcal Sábado y Domingo. De este manera, su consumo total de calorías a lo largo de la semana es de 20.500 kcal, es decir, por encima de las 19.600 kcal de mantenimiento aún habiendo realizado 5 días de déficit.

GRAFICO

Por lo tanto, puede perfectamente darse el caso de que esté 5 días en déficit calórico y sin embargo no esté generando ese déficit a lo largo del tiempo necesario para que realmente pueda perder grara.

POCO MOVIMIENTO

La mayoría de veces, especialmente cuando nos estancamos en la pérdida de peso, pensamos en recortar más la ingesta calórica en lugar de aumentar el gasto. Y es que en la mayoría de casos, es mucho más recomendable generar un déficit energético a través de aumentar el gasto en vez de disminuir la ingesta.


Vamos a poner como ejemplo 2 personas: una de ellas tiene un gasto diario de 3.300 kcal y consume 3.000 kcal, mientras que la otra tiene un gasto energético de 2.500 kcal y consume 2.200 kcal.

GRÁFICO DÉFICIT

En este ejemplo, ambas personas tienen el mismo déficit de 300 kcal. Sin embargo, la persona que gasta 3.330 kcal y consume 3.000 kcal tendrá con más probabilidad más adherencia ya que, entre otras cosas, podrá incluir más cantidad de comida, lo que hará el proceso más llevadero. Además, el consumir una mayor cantidad de comida también nos ayuda a incluir más micronutrientes, proteína, etc.


Si quieres ciertos consejos para moverte más, te recomiendo echar un vistazo a este artículo.

Compartir en:

Alejandro

Alejandro Reyes

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER


guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments